Cliente :

Privado

Arquitectos:

María G. Ferro

Jordi Castro

Joana Covelo

Jacobo Pérez

Alba Teiga

Date:

May 01, 2017

Fotografías:

Héctor Santos Díez

Memoria

Premio Grandearea 2017 concedido por las Delegaciones del Colegio de Arquitectos de Pontevedra, Vigo y Ourense

El punto de partida es un ático lóbrego con 8 ventanas, 4 de ellas orientadas hacia el oeste con unas vistas hacia el infinito del Oceáno Atlántico y las otras 4 hacia el este mirando a la referencia local que es el Monte Tegra.

La propuesta sitúa en la espina central  un núcleo acotado en altura que alberga los cuartos húmedos y vestidores de la casa.

Al oeste, los espacios de día se concatenan entorno a cuatro pórticos que definen los límites de cada uno sin perder una relación directa entre ellos. Una suerte de concatenación difusa de espacios que permitan un uso flexible y lleno de relaciones cruzadas entre ellos.

Al este, la zona de noche con tres habitaciones divididas según el orden de los pórticos, dos de ellas con la posibilidad de establecerse como una única en conexión trasera con el espacio flexible inicial.

Sobre el núcleo central, un altillo abierto a la zona de día que establece ese segundo nivel de relaciones de espacios también en altura.