Lugar:

Cangas do Morrazo, Pontevedra

Arquitectos:

María G. Ferro + Jordi Castro

Fecha:

Febrero, 2015

Sobre el proyecto

Con un presupuesto muy ajustado, rondando los 10.000€, pero con toda la ilusión, María Vilariño decide contar con nosotros para crear su propio estudio de diseño en un lugar especial, allí donde creció rodeada de palabras y olor a tinta: la antigua imprenta de su padre.

La rigurosidad económica centra la estrategia de la intervención en dar protagonismo a todo aquello que de partida nos era dado por el local, especialmente: la imponente estructura de hormigón y el suelo trabajado por las miles de horas de funcionamiento de la vieja imprenta.

Los dos grandes pórticos nos establecen la organización de las tres zonas requeridas bien diferenciadas: la de trabajo, la de exposición y la de reunión.

Ya sólo quedaba insertar una pequeña zona cerrada de baño/oficio que decidimos resolver con tableros de virutas OSB, un panel acabado económico que enfatiza el carácter crudo del estudio. Aprovechando la inclusión de este material, se diseña un módulo-caja del mismo material que resuelve tanto el almacenamiento mediante su agregación en estantería como la exposición del producto en todo el estudio o el mobiliario de apoyo.

Un estudio que mantiene las huellas y restos de un uso anterior que María quería respetar y sobre el que construir una nueva etapa.